Top 3: Avengers Endgame

Si quieres que tus hijos aprendan valiosas lecciones de vida, es hora de que tomes tu billetera, compres suficiente comida y poca agua ―nada peor que tener que llevar a tu chiquito al baño en medio de una de las mejores escenas y esta película está llena de buenas escenas y excelente contenido―, y salgas de tarde de cine. La película es un total disfrute de la pantalla grande. Mi recomendación es que también la compres y la veas en casa cuantas veces sea necesario.
Hoy les hablaré de esta película pero desde mi faceta de madre. La palabra escondida en toda la película es resiliencia.

Aquí va mi Top 3 de Hoy

Primero
Hulk es uno de los personajes más amado por los niños y es fácil identificar porque sucede esto. Un niño no controla sus emociones, está en proceso de aprendizaje, dominar y comprender la frustración es algo que para algunos les toma toda la vida. Hulk se queda en el mundo imaginario del niño sin ningún esfuerzo, siendo pequeño es muy fácil identificarse con él. Pero el Hulk de esta película ha pasado al siguiente nivel, controlando sus emociones, quedándose con lo mejor de los dos personajes que lo dividen, lo inteligente y racional y toda su fuerza. ¡Bum!, como dirían los chicos ahora, nos acaban de dar el mejor instructor, y de aquí en adelante se escuchará decir a todas las madres del mundo: hijo, debes aprender a controlarte como Hulk. El mejor referente en el asunto.
Segundo
Iron Man, el engreído ricachón que tiene el ego en la cima del monte Everest, pero no puede superar y controlar sus miedos, en esta película lo estabilizan, dándole como obsequio uno de los mayores regalos para el ser humano: una familia, una esposa y una hija, que le devuelven la coherencia y pasa a pensar en otros. Esta no es solo una lección para los hijos, sobre todo los adolescentes, sino también para las nuevas corrientes de jóvenes que no aprueban la construcción familiar y los efectos positivos que genera en una persona (el tema de las familias disfuncionales dejémoslo para otro artículo).
Tercero
Thor, el dios, el tipo que todo lo puede y que está predestinado a reinar, tiene la capacidad de resiliencia por debajo de los tobillos, no puede superar la pérdida. Hasta para mi esposo fue una lección maravillosa. Apenas apareció en pantalla, pude decirle que hasta el más guapo de los tipos se ve horrible con barriga, jajaja. Pero ¿qué es lo que refleja esa barriga? El descuido, la falta de coherencia, el no seguir adelante. Un dios acostumbrado a tenerlo todo, no aprende a superar la pérdida y la frustración. Y esta es una lección para los padres: ojo con estar criando «hijos emperadores» (puede googlear el término para entenderlo). El hijo que recibe todo, es el hijo que más rápido toma el camino del suicidio y otros males, es el hijo que no aprende a luchar por lo suyo y a valorar lo que tiene. Thor no es capaz de valorar la vida.
Para no hacer este artículo más largo, se los dejo aquí, pero espero sus comentarios y aportes.
Por Yeni Toro Go
.
.
Pamela Muñoz Diseñadora Gráfica
Lorena C. Brown Editora

No Comments

Post a Comment